10 árboles grandes nativos del noreste de México que no levantan banquetas

Beneficios de plantar árboles de la región:

Utilizar árboles nativos presenta una serie de beneficios tanto para el medio ambiente como para la comunidad. Estos árboles son especies que se han desarrollado de forma natural en esta región y, por lo tanto, están adaptadas al clima, a las características del suelo y a la fauna nativa. De esta manera, son capaces de soportar los factores climáticos adversos, como veranos calientes, heladas invernales, sequías, etc. Un árbol de la región ya establecido puede no necesitar riego, con lo que apoya el buen uso de nuestro recurso hídrico. Además, resisten las plagas de la región, ya que han evolucionado junto con estas y han creado defensas contra ellas, disminuyendo el peligro de morir y reduciendo el mantenimiento y el uso de plaguicidas. Otra ventaja de las plantas nativas es que proporcionan hogar y alimento a la fauna de la región, ya que hay una estrecha relación entre la fauna y la flora locales donde una depende la otra. Al plantar árboles de la región, aseguramos un hábitat más benéfico para nuestra fauna.

El noreste de México es una región rica en biodiversidad, donde una amplia variedad de árboles nativos adorna los paisajes desérticos, semidesérticos y montañosos. Al elegir árboles para plantar en entornos urbanos, es crucial considerar aquellos que no causarán daños a las infraestructuras, como las banquetas. Aquí presentamos los mejores 10 árboles de gran talla nativos del noreste de México (y de otros estados señalados) que cumplen con este criterio, brindando belleza, sombra y beneficios ambientales sin provocar problemas con las aceras.

Así que, si buscas árboles grandes que den sombra, ideales para reducir la carga térmica de casas o pequeños edificios, te recomendamos los siguientes. Es importante recalcar que estos árboles deben plantarse en banquetas amplias para evitar problemas a largo plazo.

1. Álamo de río / Sicomoro (Platanus occidentalis mexicana)

  • Árbol de gran altura, alcanzando 20 metros de alto. De crecimiento rápido y follaje semiperenne, lo que significa que en invierno pierde una proporción de sus hojas, dejando pasar más la luz en esta estación, pero proyectando cierta sombra. Ideal para plantar en banquetas amplias de mínimo 2 metros de ancho. Nota: Las hojas y flores liberan pelusita que puede provocar alergia a personas sensibles.
  • Distribución: En México, el álamo de río se encuentra en los estados de Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Veracruz, Oaxaca y Chiapas.
Encuentra álamos sicomoro en venta en México.

2. Nogal de nuez lisa (Carya illinoinensis)

  • Árbol que alcanza 15 metros de alto. Su velocidad de crecimiento es moderada, pero se puede acelerar si el suelo donde se plante no está muy compactado y se riega constantemente. De follaje caduco, perdiendo todas sus hojas en invierno lo que la vuelve ideal para mitigar las temperaturas del verano y dejar pasar la luz del sol y el calor en invierno. Ideal para plantar en banquetas amplias (de mínimo 2 metros de ancho) o jardines, donde la caída de sus hojas en otoño no se convierta en un problema, como el bloqueo de los drenajes. Un beneficio extra del nogal son sus ricas nueces comestibles.
  • Distribución: En México, el nogal de nuez lisa se distribuye en los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.
Encuentra nogales en venta en México.

3. Encino roble (Quercus polymorpha)

  • Árbol de 15 metros de altura. De crecimiento rápido y follaje perenne, manteniéndose verde todo el año. Muy noble en cuanto a resistencia a sequías, altas temperaturas, exceso de lluvia y plagas. Si no sabes qué encino elegir de los presentados en esta lista, te aconsejo que plantes un encino roble: satisfacción garantizada. Requiere ser plantado en banquetas de mínimo 2 metros de ancho.
  • Distribución: En México, el encino roble se distribuye en los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla, Veracruz, Oaxaca y Chiapas.

4. Encino de asta (Quercus rysophylla)

  • Encino de gran altura, pudiendo alcanzar los 20 metros de alto. De características similares al encino roble. Su velocidad de crecimiento es moderada y su follaje es semiperenne, permitiendo el paso de más luz en el invierno. Ideales para zonas cercanas a la montaña. El ancho de la banqueta debe ser de mínimo 2 metros.
  • Distribución: En México, el encino de asta se distribuye en los estados de Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Veracruz, y Oaxaca.

5. Encino siempre-verde (Quercus virginiana)

  • Alcanza una altura de 15 metros, pero puede alcanzar hasta 30 metros de diámetro por el crecimiento horizontal de sus ramas, lo que lo hace un árbol recomendable para áreas extensas donde se busque sombra. Considerar que requiere un arriate o anchura de la banqueta de por lo menos 2 metros. Su velocidad de crecimiento es moderada y su follaje es perenne. Este árbol hibrida con facilidad con el encino bravo (Q. fusiformis), por lo que es común encontrar mezclas entre estos dos, las cuales son más resistentes a heladas y sequías.
  • Distribución: En México, el encino siempre-verde se distribuye en los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.
Encuentra encinos siempre-verde en venta en México.

6. Encino bravo (Quercus fusiformis)

  • Encino que alcanza una altura de 12 metros. El crecimiento de sus ramas se caracteriza por ser de manera horizontal, ideal para generar hasta 15 metros de diámetro de sombra, creando en las calles un efecto de “túnel”. El ancho de la banqueta debe ser de mínimo 2 metros. Su crecimiento es rápido y su follaje es perenne. Tiene una alta resistencia a las heladas y las sequías. El encino bravo es más recomendable para banquetas que el encino siempre-verde
  • Distribución: En México, el encino bravo se distribuye en los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

7. Encino blanco (Quercus graciliformis)

  • Encino de tamaño medio, de hasta de 10 metros de alto. Su velocidad de crecimiento puede ser muy rápida, pudiendo encontrar ejemplares de menos de dos años con más de tres metros de altura. Ideales para banquetas de al menos 1.5 metros de ancho. Su follaje es perenne y su tronco tiene unas tonalidades claras, lo que le da el nombre a este encino.
  • Distribución: En México, el encino blanco se distribuye en los estados de Nuevo León y Tamaulipas.

8. Encino memelito/azul (Quercus laceyi)

  • Encino de tamaño medio, de hasta de 10 metros de alto. De crecimiento lento y follaje semiperenne, o caduco en lugares más fríos. Es uno de los más resistentes a las plagas. En verano, sus hojas presentan un color verde azulado; en otoño e invierno, presentan un color amarillento y cobrizo; y en primavera, los brotes tienen un color rojizo, lo que le da una belleza singular. La banqueta debe tener por lo menos 1.5 m de ancho.
  • Distribución: En México, el encino memelito se distribuye en los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí.

9. Ébano (Ebenopsis ebano)

  • Árbol de tamaño medio, alcanzando una altura de 12 metros. Su velocidad de crecimiento es moderada. En primavera presenta una floración abundante con flores fragantes de color crema. Su follaje es perenne y proyecta una sombra muy densa todo el año. Sus ramas son rígidas, las cuales le dan un efecto de árbol escultórico con alto potencial paisajístico. Requiere un ancho de banqueta de al menos 1.5 metros. Nota: considerar que las pequeñas hojas que se renuevan y caen pueden crear mucho residuo sobre la calle y los carros que se estacionen debajo de él.
  • Distribución: En México, el ébano es nativo de los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Veracruz, aunque también se ha encontrado en Sinaloa, Durango, Zacatecas, Jalisco y Yucatán.
Encuentra ébanos en venta en México.

10. Olmo (Ulmus crassifolia)

  • Árbol que puede alcanzar una altura de 20 metros. Su velocidad de crecimiento es moderada y su follaje es semiperenne, o caduco en lugares más fríos, el cual adquiere unos tonos amarillos y ocres en otoño, dando una sensación otoñal. Sus hojas son pequeñas y se degradan fácilmente, abonando y regenerando el suelo rápidamente (se pueden barrer las hojas dentro del arriate y “desaparecerán” rápido, no hace falta recogerlas). Requiere plantarse en banquetas amplias de mínimo 2 metros de ancho.
  • Distribución: En México, el olmo se distribuye en los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Estos 10 árboles nativos son opciones ideales que brindan beneficios ambientales sin comprometer la integridad de las banquetas debido a que sus raíces tienden a crecer en profundidad y no superficialmente, lo que las hace menos agresivas en áreas pavimentadas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta otros factores importantes al momento de plantar para evitar daños a las infraestructuras urbanas, el cual es que el árbol que se adquiera debe tener mínimo 1 pulgada de ancho del tronco (medido a 1 metro de altura del suelo). Esto con el fin de que sus raíces principales ya estén preparadas para crecer hacia abajo por estar contenidas en la bolsa/maceta. Además, el pozo donde se plante debe ser de la misma profundidad que la altura del cepellón (el macizo de tierra y raíces del árbol), de tal manera que la base del tallo quede a nivel de piso, si se planta más profundo el cuello del tallo puede pudrirse. Si no se cuenta con un árbol de esta medida, lo recomendable sería cavar un hoyo de mínimo 60 cm de profundidad para aflojar bien la tierra, colocar en el fondo una capa de piedras o huesos y agregar materia orgánica (como composta o humus) revuelta con la tierra que se sacó y volver a llenar el agujero junto con el arbolito (evitando enterrarlo de más), con esto se asegura de que la tierra no esté compactada y las raíces del árbol crezcan hacia abajo con facilidad y no horizontalmente.

En cuanto al riego, se sugiere aplicar un riego constante durante el primer año de haber trasplantado el árbol, sobretodo en primavera y verano (regar cada tercer día en primavera-verano y una vez por semana en otoño-invierno), con el fin de que pueda establecerse con éxito. Recuerda que las mejores épocas para plantar son a finales de invierno y en temporada de lluvia (agosto/septiembre para el noreste de México).

¡Embellece tu ciudad con la riqueza natural de la flora nativa!

P.D. Si cuentas con una banqueta de tamaño más estrecho, espera el siguiente artículo donde te recomendaremos árboles de la región del noreste de México de bajo crecimiento, ideales para banquetas pequeñas.

¿Buscas plantas o insumos en México? En Variegada encuentra viveros y proveedores de nogales, encinos, ébanos, álamos sicomoro y mezquites.

Únete al boletín y recibe lo nuevo del blog

Apoya a emprendedores locales. Hecho por nosotros.

2024. Derechos reservados

2024. Variegada. Derechos reservados